Inicio

by spa107c03a

Alba Méndez es una chica joven, encantadora, e inteligente. Tiene 24 años y el año pasado, se graduó con una maestría de la sociología. Alba Méndez está desempleada, y ahora está buscando trabajo en el supermercado local. Si no puede encontrar uno, va a volver a su hogar en las Islas Canarias para trabajar gratis en la frutería de su papá.

Image

Melissa Abadía ©New York Times

Melissa Albadía estudió por cinco años para ser enfermera antes de mudarse a los Paises Bajos para encontrar un trabajo––desgraciadamente, ahora Melissa trabaja en un almacén sin ventanas para una compañía de ropa. Melissa echa de menos a su familia y a sus amigos cada vez más cada día.

Historias como éstas son más comunes que nunca en España. La nación todavía está recuperándose de la recesión global del año 2008 y solamente hay un poco de esperanza por un cambio para bien en los años que vienen. Más del 56% de la población menores de 25 años no tiene trabajos––la situación no podría empeorar.

Aunque estamos muy lejos de Europa, no debemos olvidarnos que unas de las situaciones economías peores de la historia está continuando en uno de los países más desarrollados del mundo. Esperamos que este problema pueda provocar una discusión sobre esta situación y ojalá que los estudiantes de Princeton encuentren ideas creativas y nuevas para mejorar las vidas de los jóvenes españoles.

 

Las historias de las chicas © New York Times

Advertisements